[Reseña] Broken Down ‘The Other Shore’ (Altsphere Production, 2016)

Grupo: Broken Down (Francia).
Título del disco: “The Other Shore”.
Estilo: Experimental music.
Formato: CD (50 copias).
Sello: Altsphere Production (Francia).
Fecha de publicación: 26 de Febrero de 2016.

En mi cotidiana rutina de escuchar música existen tres situaciones que me fastidian enormemente, las cuales son: personas ajenas a mi culto que me interrumpen con insistencia, que se manifieste un sonido anónimo y molesto que interfiere con la melodía de mi nuevo álbum y; por último, que haya sido engañado por las erróneas etiquetas que alguien con poco juicio usó para describir el estilo del disco.

Si bien es cierto que esto último casi se podría considerar una nimiedad respecto a las otras dos, resulta bastante frustrante sentirse decepcionado. En esta ocasión, escuché The Other Shore, segundo trabajo del one man project francés Broken Down, porque me esperaba oír algo de doom/stoner metal. Solo hace falta ver la portada del disco, con su estridente bitono verde y amarillo para reconocer cierto patrón propio de la neopsicodelia, pero este no es más que un trampantojo ilustrado y el material interno dista mucho de las sonoridades psicotrópicas, si acaso se asemeja a la demencia.

A estas alturas de la vida el desequilibrio de los artistas posee un encanto especial, y diversos y numerosos son los músicos que consideran las formalidades como un puñado de premisas esnob a las que forzadamente hay que aferrarse. Vaerohn, Tamás Kátai, el compatriota Víctor Vila… artistas que aman ser incomprendidos y sus obras respaldan una metodología propia. El problema reside en la fina línea que separa lo particular y personal frente a la falta de autocrítica, y a Jeff Maurer se le puede reprochar por lo segundo.

The Other Shore es un como un cubo de rubik deshecho, con una premisa caótica y enrevesada que debe ser ordenada para la satisfacción. Por desgracia, a diferencia de otros genios del vanguardismo y el experimentalismo que son capaces de unificar sus obras por muy lunáticas que parezcan, el puzle que suponen sus 9 canciones sigue irresoluble por muchas vueltas y oportunidades que le demos.

En este disco abunda el desfase y la falta de armonía. Mientras que el metal es más bien un espejismo otras ideas estilísticas se recrean con poco acierto. Si bien en un momento oímos unas guitarras distorsionadas cual true black metal de manual, la lentitud de las mismas son similares al doom, aunque profundizando aún más vemos que los riffs mantienen un fuerte parentesco con el rock, habiendo discrepancias con su propia esencia vital y la etiqueta metal no puede ser más que arbitraria. Aun por encima, canciones como Mr Sun, en donde priorizan los efectos industrial, nos recuerdan al estilo de Rammstein, banda alemana no muy querida por los puristas de ambos géneros (metal e industrial).

Los interludios de piano también se escapan a la lógica, a veces son más de corte electrónico, mientras que en otras ocasiones parecen sacados de un proyecto de dark ambient, aparte de que sus melodías son muy simplistas, motivo por el cual tampoco es un instrumento al que se le pueda criticar en demasía, no hay chicha a la que agarrarse.

El apartado vocal es lamentable. Jeff no es un buen vocalista, su timbre no es nada agradable cuando ejecuta canto limpio, suena mejor en los pasajes de registro grave (momentos cuya similitud con Rammstein aumenta) y en la ejecución de otras técnicas vocales deja mucho que desear. En Scribble Your World ocurre un fenómeno curioso al combinar en un mismo espacio shrieks del todo prescindibles y el sprechgesang propio del hip hop, quizás una mente brillante sería capaz de acoplar ambos de manera memorable, pero el resultado que se da en este tema parece más bien un chiste de mal gusto realizado por el grupo Faith No More. Como punto final en otras canciones sus aportaciones vocales son rasgadas y un tanto exageradas, efecto que al añadirle el sonido sucio de las guitarras puede provocar cierto paralelismo con la música oi! (tal y como ocurre en Alienated Music).

Los elementos electrónicos e industriales que fueron añadidos en todos los temas son, por decir de alguna manera, disfuncionales. No combinan correctamente casi nunca, por otro lado, su carácter artificial termina por ser cansino y molesto y bajo ningún pretexto otorgan valor añadido.

Esto es todo, un cúmulo de despropósitos carentes sin cohesión alguna. Sin querer ser insolente me atrevería a decir que The Other Shore se merece un sitio perpetuo en el cajón de las piezas rotas y olvidadas.

2,5/10

Nui

Tracklist:
1-Baïne.
2-Mr Sun.
3-The Other Shore.
4-Rearview Mirror.
5-Scribble Your World.
6-Alienated Music.
7-This Art Is Mine.
8-Speculator.
9-Puzzle.

BROKEN DOWN
http://broken-down.net/
https://www.facebook.com/brokendownofficial
https://broken-down.bandcamp.com/
https://plus.google.com/111482588010257091757/videos
https://www.youtube.com/channel/UCLWY4v0EgHyPZTpZOpRZc4g/

ALTSPHERE PRODUCTION
https://altsphere.bandcamp.com/
https://twitter.com/altsphereprod
https://www.youtube.com/user/AltsphereProduction
https://www.facebook.com/Altsphere
http://altsphere.com/fr/

Anuncios

5 pensamientos en “[Reseña] Broken Down ‘The Other Shore’ (Altsphere Production, 2016)

  1. Sabiendo cómo son tus gustos yo creo que con este disco te puedes dar una buena sesión de sadomasoquismo XD
    La verdad es que la etiqueta de Experimental es bastante relativa, porque no es como el experimental tradicional pero no existe otra denominación que se me ocurra que pueda ser más apropiada para definir esto. Es decir, no hay unión ni forma reconocible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s