El advenimiento de la noche: 10 álbumes de Depressive Black de escucha recomendada (Parte 1)

Renegado a poner en el título la sobreexplotada frase Winter is coming, doy por anunciada la llegada de la estación que más alimenta la oscuridad del nihilismo blacker, el invierno. De noches prolongadas y oleadas de frío insiste dispuesto a congelar nuestro tuétano, esta intensa y nocturna era de tres meses envuelve a la humanidad en un estado en donde se remarcan las suspicacias paranoides, los lamentos internos y la transfiguración negativa de la vida. Ya se puede oler ese decadente fresco que trae consigo.

El BM puede desarrollar libremente todo tipo de conceptos y manifestaciones ideológicas acerca de numerosos campos. El existencialismo, la política, la experiencia personal, etc., todas ellas llevadas la gran mayoría de las veces por el camino del negativismo. La esencia del black no está destinada para aquellas personas que se niegan a aceptar ese concepto de la vida, y ya de por sí, el sonido arraigado al género no es de fácil digestión; sin embargo, y por extraño que parezca, existe una subrama más radical dentro del propio estilo, un hijo bastardo que incluso en el ámbito del black suele ser menospreciado por sus propios oyentes, el depressive black metal. A menudo citado como DSBM (siglas correspondientes a “depressive suicidal black metal”) no es más que la variación más pesimista de su género padre, un sucedáneo sonoro centrado en la desesperación y el dolor personal.

Esta filosofía de vida dirigida por la autodestrucción es, posiblemente, el principal motivo de que sea tan repudiado como subgénero ya que el oyente de BM, por muy particulares que sean sus formas y su filosofía, es una persona que prefiere existir y exprimir su vida a su antojo peculiar, y este choque de planteamientos provoca un desdén casi momentáneo por el depressive. Por otro lado, las similitudes musicales son numerosas, con frecuencia afirmar que un álbum pertenece a un estilo o al otro implica una respuesta ambivalente.

Por desgracia, el momento de gloria (si es que lo llegó a tenerlo en algún momento) resultó ser más difuso de lo que cabía esperar y no puedo evitar pensar que su sino se truncara tan funestamente como otros géneros, Metalcore y Deathcore en particular, en los cuales sus músicos poco tardaron en repetir al unísono los dogmas formales que erigieron sus precursores. En el caso del DSBM la monotonía se nutría de manera reiterada con la ejecución pasmosamente sosa de sus recursos: los chillidos de dolor pasaron a ser insulsos, prácticamente sarcásticos, los pasajes de ambient carecían de ingenio y el uso de la distorsión era imperativo y exagerado.

por suerte, el don de la paciencia que suelen poseer los melómanos me permitió descubrir muchas perlas, incluso diamantes en bruto dentro de este género, cosechando así una colección personal que puedo disfrutar incluso con el paso del tiempo. Para todos aquellos que aún desean martirizarse auditivamente les dejo aquí mis diez recomendaciones del depressive más ejemplar y funesto:

10 – Mortualia – Blood of the Hermit

261740

Grupo: Mortualia (Finlandia).
Título del disco: Blood of the Hermit.
Estilo: Depressive Suicidal Black Metal.
Formato: CD.
Sello: Dark Adversary Productions (Australia).
Fecha de publicación: 6 de Abril de 2010.

Nº de canciones: 5 (57:06 min).

Mortualia es uno de esos extraños one man project que se erigen con el único mandato de provocar el mayor desasosiego posible. Shatraug, el músico de mente desquiciada que hay tras el proyecto, posee una de las voces más alarmantes y dañinas que he escuchado en mi vida. A lo largo de cinco temas cuya duración supera los 10 min, este hombre enviciado por la depresión deja latente su frustación y rabia nihilista con su desgarradora voz, acompañada de unos pesados y suicios riffs tremendamente reconocibles.

Este es el álbum de los amantes de la ejecución vocal. Nada se percibe como sobreactuado ni como un ademán de sufrimiento real. Los gritos de Shatraug desgarran el alma de aquel que los escuche.

Temas recomendados: “Becoming Meaningless”.

9 – Wintercult – Neverending Selfhatred

334135

Grupo: Wintercult (Rusia).
Título del disco: Neverending Selfhatred.
Estilo: Depressive Suicidal Black Metal.
Formato: CD (100 copias).
Sello: Rigorism Production (Rusia).
Fecha de publicación: 16 de Febrero de 2012.

Nº de canciones: 5 (30:23 min).

Neverending Selfhatred es de esos trabajos que, en resumidas cuentas y siendo simplistas, no aporta nada nuevo al género; sin embargo, resulta asombroso lo particularmente bien que ejecuta todas esas cualidades propias que escuchamos una y otra vez dentro del DSBM.

Ese infatigable aspecto lo-fi que poseen todas las canciones se mantiene en equilibrio de manera inteligente, otorgando un matiz único que encarece el sonido de forma deliberada pero que a su vez mantiene perceptibles todos los elementos. Como magia distorsionada, el encanto que desprende la inmunda instrumentación y la agria ejecución vocal es verdadero. Muchos grupos intentan conseguir esa inesperada virtud de ser atractivos a través de la vía de lo arcaico y la gran mayoría no lo consiguen. No ha sido así en el caso de la demo de Waldgeist, único artífice de este “espantoso” pero disfrutable trabajo.

Temas recomendados: “Frozen in Melancholy”, “Submerged in Desolation”.

8 – Araxas – Suicide of my Mind

Araxas

Grupo: Araxas (Austria).
Título del disco: Suicide of my Mind.
Estilo: Depressive Suicidal Black Metal con ciertos toques de Ambient.
Formato: CD (100 copias).
Sello: Independiente.
Fecha de publicación: 21 e Agosto de 2009.

Nº de canciones: 5 (35:49 min).

¡Cuántas escuchas le habré dado a esta demo! Y no es de extrañar teniendo en cuenta la enorme y oscura calidad que rezuma con su humilde duración. Suicide of my Mind es simple en su planteamiento pese a ejecutar ciertos toques ambientales, desde un análisis general resulta evidente que no trae consigo un nuevo avance musical para el género, las tan reiteradas peculiaridades del estilo, como son la lluvia o la distorsión que oculta la simpleza de los riffs, están presentes pero lo enigmático reside en el poderío de su esencia, más allá de las formas esta demo desenvuelve una atmósfera casi única alardeando de pinceladas únicas.

Leonhard Waltersdorfer sorprende por dos motivos diferentes. Uno de ellos reside en la edad con la cual elaboró este funesto trabajo, apenas 15 años, lo que resulta sorprendente teniendo en cuenta su buen hacer compositivo y el desarrollo emocional que se vierte en cada tema. El otro factor de la sorpresa se presenta con los ligeros y diversos matices que decoran cada una de sus piezas. Si bien de repente suena un gong, en otro momento se forma una melodía con el tintineo de unas campanas. Seguramente, al ser tan joven la mente de Leonhard esto impidió que adquiriese las manías que cogen muchos artistas del DSBM, trayendo consigo una mayor determinación a la hora de proponer sonidos nuevos.

En definitiva, un toque especial puede llegar a ser determinante en un trabajo como este. Un poco más de lo mismo podría haberlo sentenciado con la desdicha de la monotonía, pero Suicide of my Mind se mueve muy bien entre las posibles críticas de un oído experimentado, y eso es gracias a los factores peculiares que trae consigo.

Temas recomendados: “Meer aus Wunden”, “Suicide of My Mind”, “Ein dunkler Raum”.

7 – Ars Diavoli – Pro Nihilo Esse

204085

Grupo: Ars Diavoli (Portugal).
Título del disco: Pro Nihilo Esse.
Estilo: Depressive Suicidal Black Metal con ciertos toques de Ambient.
Formato: CD.
Sello: Debemur Morti Productions (Francia).
Fecha de publicación: 29 de Agosto de 2008.

Nº de canciones: 6 (51:20 min).

Aunque aún no hayamos llegado al ecuador de la lista he de advertir que con Ars Diavoli empieza un nuevo punto de referencia, a partir de este grupo comenzamos con una enumeración de bandas de DSBM extremo, absolutamente radicales en cuanto a formas, conceptos musicales y elementos en concreto. En este caso, si hay algo que podemos destacar por todo lo alto de Pro Nihilo Esse es la DISTORSIÓN, así en mayúsculas.

En el depressive este factor es determinante y obligatorio como dogma, no puede faltar pero tampoco puede ser de “baja calidad”, es decir, un buen desempeño en el uso de la misma resulta primordial si se busca el éxito. Vilkacis, único miembro de la banda, debió de comprender este principio como un verdadero alumno avanzado de clase, por lo que su punto fuerte en este álbum ha sido, sin lugar a dudas, la ejecución acertada de este elemento.

La distorsión en PNE es demencial. No solo es una idea más dentro de la composición, sino que se trata de todo un ente soberbio, omnipresente, tenaz y dañino. A lo largo de los 51 minutos que dura el disco la penuria se magnifica una y otra vez y el sufrimiento auditivo se incrementa con el avance de los temas. Pocos serán los capaces de aguantar toda una escucha continuada; sin embargo, hay que resaltar que, pese a la dura prueba que supone resistir este insistente sonido, se agradece su existencia. Resulta paradójico, pero es así. Los riffs, los cuales son muy buenos, adquieren un aura atmosférica sin parangón gracias a ella, la batería se alimenta de su sonido y sus beats son como impactos ruidosos para nuestros oídos, y la voz se asemeja más a un grito del inframundo con su acompañamiento.

Es un no parar ruidoso que deseamos y que termina por ser nuestra perdición.

Temas recomendados: “Angústia Sufocante”, “Ira Auto-Infligida”, “Vis Compulsiva”.

6 – Anti – The Insignificance Of Life

105881

Grupo: Anti (Alemania).
Título del disco: The Insignificance Of Life.
Estilo: Depressive Suicidal Black Metal de la vertiente más black metalera.
Formato: CD (700 copias), vinilo de 12″.
Sello: Art of Propaganda (Alemania).
Fecha de publicación: 18 de Enero de 2006.

Nº de canciones: 6 (29:14 min).

Este álbum de corta duración es una verdadera osadía dentro del género. En vez de hacer uso de la habitual influencia del doom que se escucha en casi cualquier lanzamiento de este estilo, prefiere equiparse con las suculentas características del BM más habitual, proporcionando a sus canciones de una velocidad endiablada y malévola.

La esencia de esta nueva metodología recae en un fulminante blast beat que genera una atmósfera continua que se mezcla con la distorsión de las guitarras. El feroz ametralle de la batería termina por convertirse en un factor primordial cuando en la gran mayoría de las ocasiones este instrumento no es más que puro acompañamiento. Por otro lado, las guitarras son ponzoñosas y ricas en acordes, ¡si hasta podemos escuchar algún que otro solo! Algo prácticamente inaudito en el DSBM.

Y no nos podemos olvidar del vocalista A. Krieg, cuyo ejecución está refinada y su miseria se percibe de manera clara. El tenebrismo que emula se amolda con equilibrio junto al resto de elementos del desequilibrio personal.

Temas recomendados: “Nothing”, “Landscape in Minor”, “Invocation”.

Anuncios

Un pensamiento en “El advenimiento de la noche: 10 álbumes de Depressive Black de escucha recomendada (Parte 1)

  1. No conozco a la mitad (ya sabes que esto no es lo mío) pero me gusta porque no has tirado de los típicos: silencer, bethlehem, shining…
    Buena lista!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s