[Reseña] Deafheaven `New Bermuda´ (Anti Records, 2015)

Grupo: Deafheaven (EE.UU).
Título del disco: “New Bermuda”.
Estilo: Post-Black Metal, Blackgaze.
Formato: CD, Digital, 2 vinilos de 12″.
Sello: Anti Records (EE.UU).
Fecha de publicación: 2 de Octubre de 2015.

Tras dos años de impaciente espera por parte de los amantes de la corriente hipster del BM y, sobretodo, para los incondicionales fans del grupo estadounidense, Deafheaven se ha vuelto a pronunciar con un nuevo trabajo que continuará el legado del asombroso in crescendo del grupo. Atrapados por el flujo severo y crítico de la opinión pública tras el lanzamiento de Sunbather, los integrantes de la banda fueron rechazados rotundamente un sinfín de veces mientras que innumerables publicaciones, tanto de expertos como de amateurs, los elogiaban a la par, resquebrajando el panorama con un sensacionalismo que rozaba lo absurdo. Más allá de los convencionalismos, la fórmula musical de la perplejidad volvió a dictaminar la composición de este ansiado tercer full-length, aunque en esta ocasión la frescura de la innovación parece estar dosificada en porciones que mantienen la distancia entre sí.

Con Brought to the Water, el inicio del álbum, somos testigos de un desarrollo bastante más convencional del BM de lo que cabría esperar por parte del grupo, habiendo un enfoque maligno, oscuro y pleno de rabia descargada; sin embargo, la hegemonía de este estilo se ve truncada por el pasaje central de shoegaze y por los riffs melódicos de melancólica alegría que rebosan hasta el decrescendo final, apagándose la música y dando pie al epílogo de piano que rememora la intro Irresistible de Sunbather.

Este primer tema sirve como precedente global y con él se resume la sonoridad del resto de canciones. Con un principio convincente New Bermuda mantiene las expectativas, pero de manera eventual terminamos por percibir esa inquietante desconexión existente entre los géneros principales del disco, el black metal y el post-rock. Mientras que en el trabajo previo la fusión entre estilos era bastante natural y los fragmentos individuales eran de notoria calidad pero breves en su mayoría, este último lanzamiento no logra la fusión hermética entre los sonidos dispares y, en este aspecto, solo sobresale el blackgaze desarrollado por la banda, del mismo modo que pasó en Roads to Judah, pero con un efecto atmosférico más amplio y disimulado. Un claro ejemplo de esta deficiente mezcla unitaria a la que hago referencia es el tema Come Back, la cual está dividida por dos partes claramente identificables y ambas se perciben como canciones distintas, también el desenlace pianístico de Brought to the Water enlazado de manera muy abrupta y la reminiscencia final hacia los temas Please Remember y Windows que se escucha en Baby Blue.  A toda esta heterogeneidad manifiesta hay que sumarle los picos intensos de black puro abstemio del shoegaze que se desarrollan intermitentemente en todas las canciones, intensificando incluso más esa falta de cohesión.

3540315870_photo

Por otro lado, he de afirmar que la ejecución de todas las partes está destinada a una agradable y contradictoria excitación de los oídos. El black es más auténtico, el ligero degradado distorsionado de las guitarras procura un shoegaze que se percibe casi como black metal atmosférico convencional, aparte de que los riffs despiden una malicia inédita hasta ahora en los californianos, otorgándole a sus detractores de una razón menos para ser repudiados, y también provoca un enriquecimiento automático a nivel compositivo, habiendo incluso varios solos embriagados en Baby Blue que vomitan notas por encima del resto de la instrumentación. Además he de destacar que el glorioso bajo de Stephen Lee Clark no pasa desapercibido en casi ningún momento.

Otros elementos de especial interés que merecen ser citados son la voz y la percusión. Por un lado, los shrieks de George Clarke son más sucios y su ejecución no está tan influenciada por el scream hardcoreta, siendo más intensa y ejemplar que en los trabajos previos. Un pequeño pero destacable avance como vocalista. Por otro lado, los ritmos de Daniel Tracy compaginan mejor la variedad y la disparidad, y la progresión dentro de los temas es bastante más disfrutable. En estos dos apartados puede percibirse una mejoría notable respecto a discos anteriores.

Analizar los trabajos de Deafheaven siempre implica una ardua disputa interior en el que la ambivalencia personal solo se disipa con la reiterada escucha de las canciones. Poder discernir entre aquello que amas de lo que te parece cuestionable pende de un hilo, tal y como sucede con New Bermuda. Los piezas que constituyen cada tema son asombrosamente disfrutables, pero la estructura con la que se ha forjado este álbum no sigue los dictámenes de una pensamiento unionista, sino que se pierde en el secesionismo y limita lo que podría haber sido un resultado realmente brillante.

8,75/10

Nui

Temas recomendados: “Luna”, “Come Back”.

Tracklist: 

1-Brought to the Water.
2-Luna.
3-Baby Blue.
4-Come Back.
5-Gifts for the Earth.

DEAFHEAVEN
http://deafheaven.com/
https://www.facebook.com/deafheaven
https://deafheavens.bandcamp.com/
https://twitter.com/deafheavenband
http://deafheaven.tumblr.com/
https://myspace.com/deafheavenofficial

ANTI RECORDS
http://www.anti.com/
https://www.facebook.com/antirecords/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s