[Reseña] Emme Ya – Ophidian Fetish Mandala (Noctivagant, 2014)

Artista: Emme Ya (Colombia)
Título del disco: “Ophidian Fetish Mandala”.
Estilo: Ritual Dark Ambient / Experimental.
Formato: CD edición limitada a 493 copias con 5 postales.
Sello: Noctivagant (EUA) & Sirius Limited Esoterica.
Fecha de publicación: 22 de Septiembre de 2014.

Though liminal vacuity in thousand trendils the liquid light emerging through an ocean of darkness and an astral black sun shining, in the zenit horizon beyond the Ophidian Fetish Mandala.

El retorno de los dioses primigenios. El aeon de Horus profetizado por maese Crowley. Emme Ya nos acerca al oscuro abismo que se extiende dentro de cada ser. Nos invita a adentrarnos en el reino de los muertos para alcanzar un tipo de conocimiento ctónico que reduzca nuestra percepción de la materia a algo transitorio, sutil e irrisorio. Embebernos de la calma que transmite la mirada de los difuntos, aquellos que reposan en un paraíso recobrado de huesos y sombras. Emme Ya es el impulso irracional que transmite un conocimiento reservado sólo para iniciados, por supuesto. El resto sólo obtendremos una aterradora panorámica de lo que nos aguarda al otro lado de la tierra prometida.

El proyecto del colombiano Edgar Kerval (The Red Path, Nox 210, Totem, Archaic….) se auto-califica como músic(k)a para rituales. Es un medio, no un fin. Sonidos sugestivos para que los más avanzados en temas de ocultismo puedan practicar en solitario, o autosugestionarse respirando incienso u otras resinas.

Emme Ya es ambient ritualista, de estructuras básicas y patrones repetitivos que establece puentes con En Nihil, Khadath o Arktau Eos. Es una celebración del culto a Atum-Ra, para vaciarnos de un ego quemado por la luz exterior, y volver a llenarnos del resplandor que emana del sol negro interior.

En propias palabras de su creador, Emme Ya es una puerta “to enter trance and inner vacuity, to explore the gnosis of the other side of eden via suggestive sounds, emanating as sigils to self transformation. Under such trance states and gnosis in deep visions are manifested as paintings, automatic images, writings comes in a obsessive way all the time.”

Conceptualmente, Kerval se inspira la tradición hermética que se remonta al zoroastrismo, hinduismo, budismo o el antiguo Egipto. Su particular filosofía es una mezcla de magia qliphotica, voodoo y otros cultos arcaicos… algo en lo que podéis profundizar más a través de sus escritos (previsiblemente crípticos) en editoriales como Aeon Sophia, Niphilim Press y Transmutation Publishing.

Esta claro que este proyecto va mucho más allá de lo musical. Kerval al igual que otros artistas multidisciplinares, como el conocido maestro luciferino Michael W. Ford (Black Funeral, Hexentanz, Valeford) es un referente de la magia qliphotica, la exploración de antiguas cultos y dioses sumerios a nivel mundial.

El título, “Ophidian Fetish Mandala” es una representación microcósmica, un dibujo circular en forma de serpiente. Mantras que evocan a los dioses antiguos, (o como dice Kerval, “primarios”) que tiñen de rojo el camino a la introspección.

Atávico. Gnóstico, Místico. Así es el patio intramuros de Emme Ya, que no pasó inadvertido a oidos de Cold Spring. Tras su debut en 2010, el sello inglés publicó “Atavistic Dreams & Phallic Totems” en el año posterior y más tarde “Chthonic Transmission (Abysmi Vel Daath)” en 2013. Magníficas piezas de ritos arcanos y sexo crowliano.

Así, este proyecto ha ido pasado por firmas interesantísimas como Brave Mysteries y el split con Ouroboros o Sombre Soniks y su respectivo split con la italiana Bathory Legion. Todos proyectos recomendadísimos para los seguidores del ambient más esotérico de pulsiones tanato-eróticas.

“Ophidian Fetish Mandala” es ambient muy denso, de atmósferas espesas, inquietantes, de timbre débil como una llama(da) del más allá. Tan lento que no altera el pulso, pero si el estado de consciencia. Así nos podremos sentir incluso mareados, al vernos inmobles mientras notamos como se acercan las finas arista de “Zoomorphic Scarlet Vessel”.

El avance es mínimo. Los materiales diminutos, pero aun así, evolucionamos hacia alguna parte sombría de nuestra sugestionable consciencia.

Cada vuelta de engranaje, cada golpe de gong, son recibidos con sorpresa y temor. Cada textura flotando nos envelesa. Cada pequeño drone que corta el aire exhalado, es percibido como una maravilla bañada de exotismo. Hablando de esto, si hacemos caso a los sonidos orientales y palabras clave de “Ophidian…”, Emme Ya nos llevará hasta Ásia.

De tono más siniestro, la introducción de “Arcana Of The Waters Of The Bloodred Moon” con lo que parece una plegaria a la inversa. Cadencias maquinales y ritmos metálicos. Grandilocuentes samplers y efectos estruendosos. Tonos menores de pesadilla. Sentimos el aliento de la bestia: tigre o serpiente. Siempre bajo la apariencia zoomórfica de poderosos animales de mirada feroz y sangre noble.

No abandonamos el continente asiático como fondo, ni la repetición como patrón. Espaciados ritmos industriales en la tenue “The Forbidden Elixir”, que contrastan en un fondo selvático e instrumentos de viento.

Piezas en las que se mezclan los ritmos tribales y la electrónica como “Sigillum Sabbati” en un clima cargado y confuso. Voces distorsionadas de las que no podemos distinguir su procedencia. Dinámicas que sacuden un ambiente que cada vez más tenso. Extraños samplers y texturas erizadas se yuxtaponen en una atmósfera tan experimental cómo kitsch.

Invocando las energías del cosmos, “Yantra Of The Spider Goddess” provoca la sensación de estar en un mercado oriental, en la India o el Nepal. Incapaces de distinguir nuestro cuerpo del universo; la parte de su conjunto; el todo de la nada. Un grupo de instrumentos de percusión van degoteando su ritmo en una ambiente denso como el humo que parece salir del chillum de un Sadhu. Esta tan cargada que cuesta concentrarse. Es como comer algo demasiado especiado, uno es incapaz de distinguir los sabores.

El ritual ambient es un subgénero que trabajo bajo mínimos. No es buena idea cargar tanto los ambientes. Al contrario pueden colapsarse modificando el objetivo trance que persiguen. De forma inversa, mientras los últimos tienen más elementos y forman una estructura monolítica jugando con un fuerte dinamismo. Otros como “The Forbidden Elixir”, carecen de este contraste y resultan meramente ambientales.

“Ophidian…” es otra pieza interesante dentro de su colección, que con un envoltorio desplegable de tres paneles y cinco postales, cuida al detalle la presentación (marca de fábrica de un sello que es referente de calidad). Un pasaporte para explorar nuestro subconsciente en busca del animal aletargado que devorará nuestros sueños.

8/10

KamaKorpse

Tracklist

1 Zoomorphic Scarlet Vessel (9:17)
2 Arcana Of The Waters Of The Bloodred Moon (9:32)
3 The Forbidden Elixir (8:29)
4 Sigillum Sabbati (8:58)
5 Yantra Of The Spider Goddess (9:15)

EMME YA
http://www.sunbehindthesun.blogspot.com/
https://www.facebook.com/pages/EMME-YA/217787248252451

NOCTIVAGANT
http://noctivagantcollective.blogspot.com/
http://www.nvagant.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s