[Reseña] NID ‘A Fair Masquerade’ (La Esencia, 2014)

Artista: NID (Italia)
Título del disco: “A Fair Masquerade”
Estilo: Darkfolk / Neofolk
Formato: 3-Panel CD Digipak Ltd. 500 copias.
Sello: La Esencia (Barcelona)
Fecha de publicación:
22 de Marzo 2014.

“We live the brutality like ships in the storm”

Hace tiempo que la escena neofolk dejó de producir discos interesantes. Desde la publicación de “Gelag Van Zwartgeklede Kraaien” (Lichterklang, 2011) de Osewoudt, “Flowers from Exile” (Trisol, 2009) de Rome o “The Lone Descent” (Heiðrunar Myrkrunar, 2011) de :OTWATM: nada excesivamente estimulante o novedoso ha aparecido. Pero esta claro que estos dos últimos títulos, ya no pueden ser considerados como estrictamente neofolk, si los comparamos con los nombres que dieron sentido a este término, es decir Changes, Death In June, Sol Invictus, Current 93, Forseti, Sonne Hagal o los mencionados :OTWATM:, sino una evolución del mismo hacia paisajes sonoros más melancólicos, psicodélicos, a veces retro y que se alejan del discurso sobre runas y paganismo nórdico.

Los italianos NID incorporan sonidos ambient y estética neoclásica a los socorridos tonos acústicos y ambientes marciales en su debut “A Fair Masquerade”. No son unos pioneros en la reducida escena neofolk italiana (Rose Rovine e Amanti, Varunna…) pero huyen de patrones. Su sonido tampoco es específicamente derivativo de la escuela DIJ, siendo más próximos a los Blood Axis de “Born Again”. A diferencia de las primeras bandas neofolk surgidas de la escena post-punk, NID tratan sus pulcras composiciones con la precisión de un cirujano. Definitivamente, la técnica es un aspecto relevante en sus canciones.

Las guitarras no son las típicas de cuatro-acordes-mal-tocados, sino que están muy elaboradas, llenas de matices, profundidad y tonos cálidos. Escuchad los arpeggios clásicos de “Loss”, acompañada por una marcada percusión que se contrapone a su delicada esencia. Una faceta en la que sobresalen del resto de formaciones.

Otro aspecto que han cuidado minuciosamente son las intros en piezas como la apertura 1-982, una bienvenida a la tierra baldia de un mundo post-atómico o la etérea “Always”. La seductora voz femenina nos arrastra irremediablemente a la desilusión de una promesa (“I’ll always be with you”) que de verbalizarse, es poco probable que se cumpla. Un tema circular que se ha convertido en su primer single, del que ya han realizado un video. De hecho, no sé si de forma premeditada, pero hay tres firmes candidatos a single: “Sulphur Soul”, “Always” y la maravillosa “Einsamkeit – Buried In The Sun“.

“Golden Beast” podria ser otro single. un tema neofolk prototipico con ritmo pausado, una percusión en que distinguimos pandereta/cascabeles y goliat. El tono de las guitarras es el idóneo para llevarnos a tierras lejanos a través de cielos abiertos por el sintetizador.

Juegan con distintas barajas pero escondiendo algún as en la manga, por ejemplo las bases EBM de “Shattered flowers”, son cuando menos inesperadas en un disco de este estilo. Su ritmo machacón a medio tiempo, es salvado por una efectivo estribillo a modo instrumental. Un tema que puede confundir al neofolker pero gustará a los fans de la electrónica oscura en general.

Oraciones y cantos gregorianos en el inicio de “North’s Fire” que prosigue con una sueve guitarra, campanas (no será la única vez), un chelo… donde las voces son susurradas en vez de entonadas. Aquí ya reconocemos la influencia de Sonne Hagal, Darkwood o Dies Natalis eso si, sin la dulce fonética del alemán.

Respecto al trabajo vocal, destacan las partes recitadas a lo spokenword con aromas mediterráneos (acompañadas por sonidos de instrumentos de aire como la corneta) en “Ultimo”. Un recurso que utilizan para introducir otros temas como “North’s Fire”. Ejecutada con estilo cercano al “suicide pop” cabaretero de Spiritual Front (para los que abrieron en varios conciertos en 2012 y que incluso versionean su “Nectar on your lips”), “Sulphur Soul” es un tema conducido por una voz autoritaria con acento latino. Algo que hace reiterarme una vez más en el uso de lenguas nativas.

Algunas de sus virtudes se convierten en defectos; mezclan tempos y estados de ánimo en un mismo tema, pero pecan de demasiado clasicismo. El acabado de las canciones, así como las estructuras es meticuloso y pulido, casi demasiado.

Y llegamos a “Einsamkeit” y un escalofrío recorre mi cuerpo. Un tema excepcional propio de músicos que llevan mucho tiempo en esto (pero no era su primer disco?). En la soledad del que contempla fantasmas salidos de la pared, nos trae recuerdos de infancia y la elegancia de Solanaceae o Darkwood. De lo mejor que he escuchado en su género. Emotivo y delicioso, es un tema acertado en todos los aspectos. Simplemente perfecto.

Temáticamente, aunque solamente imprimen alguno de sus versos, huyen de tópicos sobre el paganismo, la segunda guerra mundial… Si escuchamos con atención el último y más largo tema “White Rooms”, intuimos un símil entre las guerras y los conflictos interiores. La calma desoladora de “Standing among the Ruins” podría referirse a los libros de Julius Evola o a cualquier episodio del pasado europeo. Exponen imágenes cargadas por la nostalgia y otros temas como la decadencia del mundo moderno, etc… pero con un actitud que oscila entra la depresión y el ajuste de cuentas, ahí nos dejan (“no mercy, no pity for people like you”) de “Sulphur Soul”. Otras palabras parecen marcadas por la poética decadente y el manifesto futurista, ese alegato a la velocidad y la violencia del genial Marinetti, como en la fenomenal lírica (“the only solution the smell of the war”) del mismo tema.

El diseño gráfico y packaging del CD es espléndido. La portada de tonos oscuros y las fotografías de corte clásico están en totalmente sintonía con las composiciones, ilustrando un grueso digipak de tres paneles.

“A Fair Masquerade” es un disco reflexivo, de tono solemne y perfume neoclásico, de composiciones ortodoxas con una fuerte inclinación por la música folk tradicional y pequeñas intrusiones al terreno industrial a través de samplers y loops. En otras ocasiones encontramos ambientes más etéreos y eufonías folk noir que los acercan al romanticismo de Empyrium. Un trabajo muy variado, tanto que a veces le cuesta mantener el hilo temático. El debut de NID contiene grandes momentos y algunos claros singles, que dan un perspectiva optimista sobre el futuro de este cuarteto. Buscadlos en las redes sociales habituales y si os gustan ya sabéis donde encontrar el CD, su calidad se aprecia mucho mejor que en cualquier streaming. Más abajo tenéis un ejemplo de lo que estos chicos son capaces.

8/10

KaliYuga

Temas recomendados: “Sulphur Soul”, “Always”, “Einsamkeit – Buried In Sun” y “Standing Among The Ruins”.

Tracklist

1- 1-982.
2- Again.
3- Shattered Flowers.
4- North´s Fire.
5- Ultimo.
6- Sulphur Soul.
7- Always.
8- Golden Beast.
9- Loss.
10- Einsamkeit – Buried In Sun.
11- Of Rattles And Dust.
12- Standing Among The Ruins.
13- White Rooms.

http://laesenciarecords.bigcartel.com/product/
https://www.facebook.com/nid.neofolk
https://www.youtube.com/channel/UCPz-upCDEizeV66wyTi03zA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s