[Reseña] bDud/Māra ‘s/t’ Cassette Ltd. 50 (Virupi Music, 2014)

Artista: “བདུད” (Canada)
Título del disco: “བདུད”.
Estilo: Ambient / Noise / Soundscape.
Formato: Cassette Ltd. a 50 copias.
Sello: Virupi Music (Canada)
Fecha de publicación: 1 de Julio 2014.

Según la cosmología budista, la figura demoníaca Māra simboliza toda una serie de impulsos malsanos. Distrae a los humanos de la práctica de su espiritualidad, haciendo de las cosas mundanas algo seductor o que lo negativo parezca positivo.

El debut en formato cinta de bDud/Māra, con un título impreso en tibetano “བདུད”, nos habla sobre el asalto de Māra y sus hijas a Buda, cuando estaba sentado en profunda meditación bajo el árbol Bodhi. De acuerdo con el Budismo Shin, el mal “es simplemente el síntoma de la ignorancia espiritual”. Sus principales consecuencias son el apego a lo material y el odio, que juntas conforman los llamados “tres grandes venenos”. Māra, en tanto es la personificación del “mal”, representa fundamentalmente el conjunto de ilusiones que impiden a los seres humanos lograr su liberación. Esta parte negativa de la condición humana, que sólo provoca caos y destrucción, se ve reflejada en el interior del folleto que acompaña la cinta, donde al desplegarlo, aparecen recortes de prensa con terribles titulares que forman parte de la realidad que se nos proyecta incesantemente desde los medios.

La cinta esta dividida en dos partes/caras con una duración de unos 30 minutos. La primera és directa y repetitiva, con algún pasaje menos denso que rompe su dinámica claustrofóbica. Cuerdas distorsionadas que repasan las mismas notas bajo un manto de resonancias eléctricas, mientras la percusión, con un timbre oriental y ritualista nos induce a un incómodo trance. No percibimos una sobrexposición a montañas de efectos como ocurre en otras ocasiones. Más bien se trata de grabación un tanto desnuda, que con un sonido lo-fi prescinde de producción, pero que no es capaz de proporcionar una textura más orgánica. Las cuerdas suenan demasiado huecas y el ambiente en general, entre el ruido y la recreación de un entorno acústico abstracto, no conforma un núcleo sólido. Aún así, con pocos elementos, C. Priyanatha (nombre del canadiense tras este proyecto) es capaz de lograr una atmósfera saturada con fuertes harmonías repetitivas, alternándose con algún momento en que se aleja de las frecuencias más agudas.

En un sala vacía de nuestra mente, experimentamos una tensión cuasi mística, una sensación que se ve acrecentada por las progresiones doom de su conclusión, que sin presentar la forma típica del metal, nos transmiten una sensación de gran solemnidad a través de lentos movimientos que exhalan trascendencia. La segunda parte, algo más oscura y enmarañada, se llena de elementos que se aceleran y se sobreponen. Se encallan, revotan y se pierden en el vacio. Ruidos estranguladores, chirridos agónicos entre los que cuesta distinguir un patrón claro. Parece como si notáramos las dentelladas de los demonios en nuestra nuca, que con su descomunal poder de seducción, quieren subyugarnos a las tinieblas.

Es curioso porque su creador no se define como artista noise, pero el ruido que es capaz de generar resuena cada vez más fuerte y los acoples se hacen más insistentes, en un clímax que se alarga hasta deshincharse. Ahora todo el temor se desvanece en el recuerdo y las legiones de guerreros que amenazaban a Siddhartha desaparecen. Las texturas distorsionadas se erizan como si frotara los instrumentos, y se confunden con voces espectrales. Primero nos amenaza con sus aristas afiladas pero luego, su sonido gana más cuerpo, más graves, emanando de una calma oscura donde parece como si vislumbráramos la victoria sobre la voz interior. Una suerte de paz remota.

Esto sucede sobre el minuto ocho aproximadamente, cuando su dinámica pierde tensión y consigue estabilizarse en una ambiente reposado. Únicamente escuchamos los impactos de un micro alternados en un fondo traslucido, a modo de atmósfera sacada del limbo, y el slapping de un bajo creando alguna pequeña figura pero con falta de determinación. Leves interferencias. Nos alejamos del caos.

BDud es un proyecto que despertó mi curiosidad desde el minuto cero y que si bien logra plasmar su concepto budista dentro una estética noise y planteamiento diy, a su sonido le falta más consistencia y matices. Su propuesta ruidista, con elementos reciclados y paisajes sonoros minimalistas, necesita encontrar un sonido más orgánico. Un debut con buenas ideas que promete nuevas cintas.

7.5/10

K.

Tracklist
1. བདུད Pt.I (17:16)
2. བདུད Pt.II (13:29)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s