[Reseña] Ea – ‘A Etilla’ (Solitude Productions, 2014)

Artista: Ea (Rusia)
Título del disco: “A Etilla”.
Estilo: Funeral Doom.
Formato: CD Jewel Case.
Sello: Solitude Productions.
Fecha de publicación: 13 de Enero 2014.

El año empezaba fuerte para los amantes de los ritmos más agónicos con el lanzamiento del quinto trabajo de la misteriosa formación Ea, que sigue guardando celosamente la identidad de sus componentes. Este proyecto ruso, que lleva casi una década sorprendiendo por su impronta personal, ostenta un nivel creativo muy superior a la media y una fascinante habilidad para envolvernos en atmósferas irreales propias de otros mundos.

Sin alardes ultra-ortodoxos (no son ni los más lentos, ni los más guturales de su género) Ea vuelven a crear un lúgubre espacio propicio para la introspección, con un sonido denso y profundo que penetra hasta el tuétano pero a la vez, nítido y muy fluido. Quizás en este sentido, se muestran algo más accesibles que en sus anteriores discos. Esto no evitará que los que amamos sus predecesores nos sintamos automáticamente atraídos por el abstracto universo mitológico de este nuevo CD.

Empeñados en cruzar los límites espacio-temporales del estilo, Ea han concebido un lugar donde convergen dinámicas oscilantes que van desde el fino trazo de cromatismos sutiles a los machacones ritmos de bombo, manteniendo siempre una gran cohesión (utilizando mismos nexos y marcadores instrumentales así como repeticiones a modo de leitmotiv que mencionaré más adelante) y coherencia compositiva.

“A Etilla” se compone de piezas que recuerdan a los insistentes riffs melódicos de Katatonia, mientras que en otras, su majestuoso sinfonismo coral nos trae efluvios de Shape Of Despair o Colosseum. Interludios acústicos y un ligero aporte progresivo, despliegan robustas estructuras y líneas harmónicas más complejas que también incluyen solos melódicos, sostenidas por un omnipresente sintetizador. Así como una voz con la guturalidad del death entre el lamento y el susurro. Todo bien trenzado y hecho con un gusto exquisito. Por este motivo, pienso que puede gustar a seguidores de estilos muy diversos, con preferencia por los ambientes calmados y la belleza de los paisajes abisales.

Un paso más allá respecto su trilogía inicial y siguiendo en el marco arquitectónico de su anterior “Ea” (Solitude Productions, 2012) los rusos despachan un único e hipnótico corte de cincuenta minutos. Como lograr no caer agotados sin una sola pausa en el camino? Simplemente no la echareis en falta. El despliegue de su técnica mosaicistica, los cambios de tempo solapados (algo en que pocas bandas salen airosas), la cálida melancolía de sus brillantes tonos que nos abrazan desde otros tiempos o la mística arcaica de sus oscuros fonemas, serán elementos que os subyuguen hasta tal punto que os olvidareis de todo cuanto os rodea.

Ea sondean las profundidades de la memoria colectiva humana, con una poderosa carga épica y emocional similar a la intensidad que los franceses Monolithe o sus compatriotas Comatose Vigil (también en su mismo sello) imprimen a sus obras.

Dentro de su circularidad, en “A Etilla” percibimos algunos motivos que se repiten: los cantos gregorianos, la estrofa principal sobre unos ceremoniosos acordes, y que nos sirven como referencia para no perdernos dentro de este jardín laberíntico.

“A Etilla” consigue el equilibrio entre oscuridad melódica y eufonía ambiental. Un fascinante viaje al pasado donde se mezclan desde cantos medievales hasta melodías orientales provenientes de la antigua Babilonia, evocando el espacio baldío entre nuestras civilizaciones. En este aspecto estamos más acostumbrados a que grupos death jueguen con escalas exóticas, sin reparar en que muchas otras bandas doom como Fallen u otras más actuales por ejemplo Arcana Coelestia o Aabsynthum también recurren a este tipo de sonidos y bases orquestales.

Como único aspecto a mejorar, el sonido de la percusión. Los graves se salvan, pero los agudos suenan apagados, sin brillo. Como suele decirse en estos casos, es cuestión de gustos, pero siempre es preferible aproximarse a un sonido más natural y notar como las ondas de los platos se esparcen uniformemente dentro de nuestro cráneo.

Uno de los discos más recomendables de la formación desde aquel sorprendente debut “Ea Taesse” en 2006. Esperemos que sigan componiendo a este nivel, si sentir la necesidad de mudarse de una escena, tan ignorada por muchos como amada por unos pocos.

8.5/10

K.

Tracklist

1. A Etilla (49:12)

EA
http://eadoom.bandcamp.com

SOLITUDE
http://solitude-prod.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s