[Reseña] Shock Frontier – ‘Mancuerda Confessions’ (Malignant Records, 2013)

Grupo: Shock Frontier (EUA).
Título del disco: “Mancuerda Confessions”.
Estilo: Dark Ambient / Death Industrial.
Formato: CD.
Sello: Malignant Records (EUA)
Fecha de publicación: 6 de Septiembre 2013.

La tortura, en cualquiera de sus formas, es el acto más repudiable del ser humano. Hablar sobre métodos de tortura y ejecución es hablar de pasado, presente y probablemente futuro de este “locus terribilis” al que llamamos mundo. Tratar estos temas más allá de la morbosidad es todo un reto, más aún cuando lo que se pretende es crear una pieza de arte compleja que explore los confines de nuestro sistema límbico en busca de la bestia homicida que llevamos dentro. Lo que nos conduce a varias preguntas de índole moral:
Puede ser la tortura objeto de una obra de arte, sin ser expuesta como denuncia?
No tenemos suficiente con la dosis de desagradable pero sesgada realidad a la que nos somete la TV a diario?
Y lo más preocupante, porque algunos de nosotros, amparados en el confort de nuestras vidas “modernas”, nos empeñamos en explorar lo más oscuro del ser humano?

Los miembros de Shock Frontier, Robert C. Kozletski y Kyle Carney, están dispuestos a desafiar nuestro límite de tolerancia al ruido y exposición a lo perturbador en su debut para Malignant.

Este dúo afincado en Pensilvania formado antes de la disolución de Psychomanteum, un proyecto dark ambient/drone en el cual Kozletski también militó, utiliza sonidos industriales duros y ásperos y no tiene reparos en ilustrarlos con un refinado sadismo. Encontramos el primer indicio de su existencia en un sampler “Vol. II: The Black Plague“ de Kalpamantra junto a Phragments y otras bandas.

Con un planteamiento de genero similar a Megaptera y conceptualmente vinculados con “Pain Implantations” (Malignant, 1998) de Stratvm Terror, “Mancuerda”, un terrible método de tortura que terminaba con el desvanecimiento de la víctima, se viste del mismo sufrimiento que evoca. Es precisamente este hecho, el que nos provoca una mezcla de repulsión y curiosidad, propia de la vanguardia artística que se pasea entre el genio y la pornografía.

Kozletski y Cía. reformulan el concepto de death industrial en piezas ampliamente ambientales construidas con drones, filtros saturados y capas de efectos, voces deshumanizadas en speech sampleado que avanzan lentamente, con mucha amplitud para jugar con sonidos experimentales. Esta mezcla resulta todo un acierto ya que a veces se hace realmente duro ir de principio a fin en algunas producciones que tiran de power electronics o harsh noise (almenos para mis delicados oídos). Una fusión con tendencia a lo experimental que queda bien integrada. Además la extraordinaria nitidez de la producción permite valorar este esfuerzo.

Pero “Mancuerna Confessions” no sólo destaca en este aspecto. Las transiciones en un mismo corte son espectaculares. Tomad ejemplo con “This is Paradise” como se reproduce el latido de este corazón mecánico hacia una capa de ruido erizante para acabar en…oh! casi sin querer os meto un spoiler.

Excepto la inquietante “Blood Eagle Zealot”, la mayoría de pistas se quedan cortas. Un tema que a pesar de su extensión logra mantener una enorme tensión. Entre la densa bruma, escuchamos la respiración, los susurros de una mente dominada por una fuerza motriz desconocida. Su evolución nos lleva a terrenos experimentales, donde el ruido posee una malvada entidad propia, mientras percibimos como nuestras fuerzas van menguando.

El oscuro sampler de “Paroxysm” y la reverberación de latigazos chocando en nuestra celda mental, nos sirven de introducción para un mundo donde la tortura y asesinato pasan inadvertidos ante la apatía general y a veces incluso se justifican en pro de un bien común. Un habitáculo de atmósferas subterráneas, instrumentos metálicos chirriando, una alarma que anuncia la cuenta atrás para la destrucción del módulo espacial… Nuestras pulsiones se acelerarán a medida que nos damos cuenta de la habilidad de los creadores de este lugar de pesadilla.

Propio del género ambient, es la ausencia de percusión o patrones rítmicos marcados. Como excepción, el tema “Mancuerda”, el único con una poderosa basa rítmica que emula la ingeniería de la muerte dentro de un proceso industrial. Una progresión que termina en un clímax con el rechinar de un taladro a pleno gas.

Ángeles, salvación, paraíso… por mucho que confeséis vuestros pecados, por mucho que rebusquéis en este vertedero de desechos electrónicos en vuestra alma, no encontraréis esperanza. Solo tinieblas y la ahogada voz de “The Confessional”. Un tema que empieza con una sesión abrasiva de harsh noise como si un tratamiento de shock se tratase, repetitivamente, hasta que la voz interior se apaga, ahogada en su dolor.

El planteamiento de “Mancuerda” no supone un ataque mortífero de cero a cien en milisegundos. Nos deja tiempo para sentirnos fascinados por su oscuridad, observar sus detalles y una vez atrapados como moscas en su tela de araña, nos suelta un buen calambrazo para despertar nuestro subconsciente adormilado por las ansias consumistas de una sociedad, fábrica de esclavos.

No obstante, la dinámica de los temas no es progresiva, oscila y crea espacios muy desiguales, que soportan diferente peso instrumental. Además, no se centra en un eje espaciotemporal concreto. Así como Atrium Carceri nos fascina con sus paisajes de futurismo criogenizado, Shock Frontier nos arrastra por galerías que pueden ir de un matadero de bovino, el subterráneo de algún maníaco, el pabellón de aislamiento de una cárcel Siberiana o incluso una central eléctrica a punto de estallar… Todo esto sin especificar un periodo concreto. No es necesariamente un punto negativo, sino que se echa en falta algo de delimitación. Obviamente, la recreación de estos mundos en nuestra mente dependerá del grado patológico de cada uno.

Podemos apreciar estos aspectos en los paisajes desolados de “Controlled Atmosphere Killing” donde un lento compás realza la complejidad de los ambientes, tema en el que colabora Jim Breedveld de Staalkracht (podéis encontrar su único título “A Means To An End” en Peripheral Records). También una vez avanzamos por “Understand The Extent Of Our Disintegration” donde contemplamos el escenario de una ciudad devastada mientras mujeres, niños y ancianos buscan un refugio.

“Mancuerda Confessions” es un disco para usar como cojín de pinchos con el que amortiguar el peso de la insoportable realidad. Un trabajo lleno de imágenes perturbadoras, masoquismo y una notable destreza compositiva.

8/10

K.

Tracklist

01 Paroxysm (8:06)
02 Angels Upon Iron Horses (6:40)
03 Blood Eagle Zealot (18:27)
04 The Confessional (4:04)
05 Controlled Atmosphere Killing (Featuring Staalkracht ) (5:41)
06 Understand The Extent Of Our Disintegration (7:31)
07 Decrepitude Approaching (4:58)
08 Mancuerda (10:13)
09 This Is Paradise (6:21)

SHOCK FRONTIER
https://www.facebook.com/ShockFrontier

MALIGNANT RECORDS
http://www.malignantrecords.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s