HELLISH BLURBS Vol. 10: Entrevista a BALMOG.

Este mes he decidido dedicar el Hellish Blurbs a la que, para mí, es una de las bandas más válidas en el panorama extremo; y no únicamente a nivel nacional, sino a nivel internacional. Balmog, la banda de Black Metal gallega, ha demostrado con cada una de sus ediciones saber plasmar con eficacia los parámetros de un estilo, y a partir de ahí, evolucionar de una forma propia. En mi opinión, saben como debe sonar el Black Metal. Una banda formada por auténticos maníacos de la música, y que me han sorpendido con sus intervenciones en fanzines escritos por sus claros planteamientos.

Veamos entonces algunos extractos de entrevistas concedidas en fanzines como el Supposed To Rot #2 y el Hellspawn #5, en las que veremos que piensan Balmog sobre el Black Metal, sus orígenes, su evolución, y el sentido de la palabra “underground” hoy en día. Los que lleveis unos años metidos en el metal, seguramente os podreis sentir identificados con los puntos de vista expuestos. Allá vamos!!

(Hablando sobre la evolución de la escena en España): “Supongo que en general es porque somos un poco más “europeos”, nos hemos aclarado las ideas y hoy en día es más fácil hacer las cosas y hacerlas bien. Mira, hablando con gente que tocaba en varias de las bandas de Death Metal que pululaban por la escena gallega a principios de los noventa (buena escena, por cierto), te das cuenta que en esos grupos uno tenía dos discos de Suffocation y uno de Deicide; en otro grupo tenían una cinta grabada de Death por un lado, con unas demos de Sadus por otro, el otro tenía el primero de Morbid Angel…. joder, era así, la gente tenía muchas dificultades para encontrar y comprar material. Yo mismo, a mediados de los noventa, tenía los discos contados.
Con el tiempo la gente fue accediendo a otras cosas y aclarándose el cacao mental que tenían en la cabeza. Hoy en día hay bandas que suenan como tienen que sonar, tienen opciones de grabar en estudios o con medios decentes, pueden (o no, voluntariamente) sonar originales y sobre todo, suenan creíbles, que es lo más importante. Creo que ahora hay algunas bandas buenas por aquí, con ideas claras y proposiciones serias… aunque creo que la mayoría de la supuesta escena es una puta mierda. Hay grupos que dan puta risa, de verdad”.
“Sí es cierto que muchas bandas parecen empastar riffs sin mucho sentido. El Transylvanian Hunger es un buen disco, pero hizo también mucho daño al Black Metal… Muchos creyeron que con cuatro riffs y una batería que no se sabe si va lenta o rápida llegaba, pero eso solo lo pueden hacer Dark Throne, Von y cuatro bandas más. Es muy fácil caer en la mediocridad en el Black Metal, lo digo sinceramente, y creo que la mayoría de los cientos de myspaces que te puedes encontrar dan muestra de ello. En la escena que hay en este rincón de Europa te aseguro que hay muchas, pero muchas bandas en esta situación. Si realmente consideras que en la escena española están todas esas bandas depseudo-blackmetal-myspace, esta escena es una puta mierda, lo digo en serio, y evidentemente no queremos ser parte de ella”.
“En las composiciones de Balmog simplemente no nos ponemos límites, aunque sinceramente al final nuestra música es estrictamente Black Metal en su definición y plasmación final. Quizás es porque creo que el Black Metal nos permite la “libertad” artística que necesita Balmog, y creo que esto es debido a que soy capaz de darme cuenta cuando escucho bandas de Black Metal de donde provienen muchas de las influencias de esos grupos, y me explico: cuando un niñato de mierda (y lo digo con la pretensión de ser lo más ofensivo posible) escucha a Mayhem, cree que escucha solo un grupo de Black Metal. Cuando yo escucho a Mayhem (y lo digo en el sentido más egocéntrico y arrogante posible) escucho al mismo tiempo en sus notas y ritmos a Hellhammer, a Sodom, a Black Sabbath y un montón de mierda más que no tiene que ver con el Black Metal, pero que evidentemente forma parte ya del Black Metal. En este sentido, si uno vuelve a esas influencias que en un primer momento tuvo el Black Metal en sus inicios, este estilo no tiene límites. Todavía hay muchos aspectos en los que profundizar. Puedes llamar a esto “cultura musical” o como quieras (aunque suene pedante no encuentro otras palabras). Si sigues la pista a ese niñato de mierda, descubrirás que problablemente monte un grupo de “Black Metal” de risa, cree un myspace con las fotos de cuatro o cinco tías, gracias a lo cual podrá dejar su semillita por primera vez (precozmente y antes de que él o su compañera lo hayan deseado) en algún cuerpo femenino; y finalmente aparezca en alguno de esos foros cagándose en todos los que escuchamos Black Metal y esa mariconada con dobles melodías, voces limpias, etc…
Bueno, al grano. Nosotros, de antemano no nos predisponemos a hacer un tema de esta u otra manera, simplemente van surgiendo. Lo que sí buscamos es siempre buscar cierto equilibrio, arreglar los temas bastante para darles cierta dinámica y jugar algo con los ritmos, y sobretodo, canalizar determinada energía y transformarla en la música más abominable que sea posible. Cuanto más hija de puta, más enferma y más oscura sea, mejor. Nada más”.
(Hablando sobre los “orígenes” del Black Metal): “La primera banda de Black Metal en mi opinión fue Bathory. En cuento a los noruegos, fueron muy listos, con su estado de bienestar por detrás, sus prestaciones sociales y toda esa mierda… Desde luego la historia les salió cojonuda, vamos, que ni el mejor expertio en marketing y publicidad lo hubiese hecho mejor… Creo, sinceramente, que evidentemente se sobredimensionó todo. Quitando el aspecto musical, que evidentemente merece mi reconocimiento, después hubo alrededor mucha testosterona, narcisismo y ganas de llamar la atención. Piensa que toda esa gente eran adolescentes.
Eso sí, por otra parte me encanta todo ese fundamentalismo, nihilismo y autodestrucción ciega. Por mi parte intento entender todo eso en su justa medida. En cuanto a otras escenas, obviamente en Grecia habían bastantes bandas, como Necromantia, Rotting Christ y demás, bandas que sobre todo se concentraban en crear atmósferas más ritualísticas y densas. Pero había también otras bandas, como Sarcófago o Vulcano en Brasil. Ahí si que le echaban cojones, paseándose por el medio de las favelas y tocando con instrumentos de mierda”.
“El Black Metal es un estilo de música: es un hecho. No es como a principios de los noventa cuando eran tres pelagatos los que escuchaban algo que todavía estaba por definir. Pero joder, es que estamos hablando de música, de algo que después es escuchado por otra gente, por lo tanto, que es, en gran medida, algo creado para que sea escuchado por otros (aunque en principio uno lo haga para uno mismo). El Black Metal ha estado rodeado siempre de una estética y una parafernalia que potencialmente atraería a gente, esto es así. Cuando yo me enteré de todo lo que sucedía en Noruega y ví las primeras Grind Zone con entrevistas a las bandas noruegas, yo era un puto crío, así de claro, y me impactó todo aquello. Aunque sinceramente, no me dió por pintarme la cara con mis “colegas” y sacarme unas fotos. Todo aquello me parecía mucho más serio, pero indudablemente tenía la mentalidad de un quinceañero y había cosas que con el tiempo las ves de forma diferente”.

(Hablando sobre el concepto “underground” hoy en día): “Mira, el underground para mí es una actitud personal, una forma de plantear las cosas y de funcionar. Da igual que haya 3 millones de almas o cuatro, para mí el Black Metal tal como lo planteo es y será underground. Las bandas que actualmente me gustan dentro del Black Metal no meterán nunca 200 personas dentro de una sala en Vigo, y probablemente haya como mucho 50 o 60 personas en toda España con mucho del material que yo compre; es así y por mí que continúe así. En todo caso, tienes razón en lo que planteas: se ha pervertido mucho la palabra underground, o por lo menos yo lo entiendo de otra forma. Es más, creo que tengo una concepción de todo esto al 90% diferente de lo que pregona la mayoría de la gente”.
“Quizás el problema está ahí, en que directamente no debería de usar esa palabra nunca más… El underground es hoy en día una etiqueta más, algo que en muchos casos sirve para vender más. Yo personalmente he utilizado esa palabra en muchísimas ocasiones, pero la verdad, cada vez parece que pierde más su sentido. Es como la nueva moda ahora de comprar vinilos en ediciones ultralimitadas que valen una pasta… es que es una puta vergüenza, me cago en dios. A mí me gustan los parches, las ediciones cuidadas y toda esa mierda, pero joder, no voy a pagar una puta pasta por eso. Me parece bien que se incluya de forma gratuita pero hostia, pagar determinadas cifras es que es patético. La música tal como la entiendo yo, no es para coleccionar, es para escuchar. Es que le da a uno ganas de editar todo en cdr…
Underground no creo que signifique tampoco editar todo en cinta y vinilo, leer solo papeles y cagar metal. Yo sigo intercambiando cintas con alguna peña y me gustan esos formatos, pero eso no significa que vaya a ser más underground por ello, en todo caso soy un poco más gilipollas por seguir haciendo esas paridas, pero bueno, es lo que me gusta. Es un tema bastante complejo, pero para aclarar: dudo que la mayoría de las bandas que dicen ser underground lo sean, dudo que se pueda seguir hablando de underground hoy en día cuando todo es accesible y todo está masificado y estandarizado, y dudo mucho en general, de la palabra undergrounden estos días”.
DeadXRamones
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s