THIS IS METAL, o el periodismo musical que faltaba en este país.

34 años ya. 34 años que tengo. Recién estrenados. Y llevo escuchando metal, pues igual, desde 3º de EGB. Y no exagero. Y más o menos de forma continuada, fíjense ustedes.Vale, yo tuve mis arrebatos raros y mis gustos inconfesables (sí, algo de lo que dijo Kore creo que iba por mí… Deftones, Korn…) pero bueno, que me considero un metalhead de pies a cabeza. Y sin ningún borrón en mi expediente, por mucho que navegue dentro de un estilo a otro y no esté escuchando las demos de Blasphemy desde que me levanto hasta que me acuesto.Por eso, por mi condición de viejo perro bastardo metalero, me erijo (del verbo erigir) por encima de la multitud silenciosa para exponer aquí mi queja/opinión.

Yo, como buen metalero con gafas que soy, me gusta mucho leer. Desde pequeñito, devoraba todo el material escrito que creía que me podía interesar. Y ya era entonces, desde 3º de EGB, que trinqué mi primera Metal Hammer. Cada mes caía: era mi revista favorita en mis años pre-adolescentes. Más incluso que las revistas de señoras desnudas. Incluso enviaba a mi madre a buscarla (la Metal Hammer, no las otras revistas, ¡enfermos!).

Y sí, aún sigo interesado en el material escrito. Es algo superior a mí, por mucho que hoy en día, a golpe de google, encontremos entrevistas, reseñas… En el underground, voy servido: el Bloody sigue vivo, el Flesh Salad ha muerto pero su cadáver aún está caliente, el Hellspawn sigue dando caña… Y también tenemos bien vivo el que, para mí, es uno de los zines con más personalidad que he leído nunca, el Reacciones Negativas. De hecho, la escena fanzinera metálica española se podría decir que se encuentra en un cierto buen momento, después de auge vivido en los últimos 3 o 4 años.

Durante años he vivido ya, sólo, de publicaciones underground. El fanzine es mi pastor, nada me falta.

Pero ¡ay de mí! cuando el otro día, en Facebook, me sorprendí al ver que había una nueva publicación, llamada “This Is Metal”. Publicación a todo color. En los kioskos. Y con Voivod, Gojira, Dark Tranquillity, Amorphis, Suffocation, Rotting Christ, Exodus en sus páginas, entre otros… Sudor frío.

¿por fin tendríamos una publicación comercial de metal extremo digna en este puto país?

Al día siguiente, voy a por ella. Buena pinta. Joder, 4 euros. Bueno, a ver que tal. Llego a casa, la hojeo. Contraportada y primera página: publicidad a todo color. Segunda página: índice. Tercera página: publicidad de discos de Universal (Alice in Chains, Ghost y Black Sabbath).

Uffff… sigamos. Cuarta página: noticias. Quinta página: publicidad. Sexta página: más noticias. La página de al lado, la 7, publicidad. Y ojo, que ahí el papel ya es de otra calidad, más rugoso, peor. Uy, ahí ya sudor frío. Deja-vu de la Hell Awaits. Sigamos… mejor no; os lo resumo: en la página de la izquierda, contenido. En la de la derecha. publicidad.

Así en toda la santa revista!

Supongo que debe haber algún estudio que establece que la publicidad es mejor captada por el lector si se pone en la página de la derecha de la revista. Porque, salvo 5 o 6 páginas de la derecha, todas son: o publicidad, o fotografías superestudiadas de los frontman de los grupos a los que entrevistan. A página entera. Y en la página de al lado, no mejora el panorama: la mitad de la hoja la ocupa el nombre del grupo y otra foto. La restante mitad, para texto.

Yo lo flipo! Lo de la publicidad, al ser una revista comercial, aún me lo puedo tragar. Pero el resto del contenido… Si fuese una revista de amables señoritas con poca ropa, entendería el tamaño de las fotos, pero no en una de metal. Es que es hasta gracioso, podría definir esta revista como una revista de las de darle a la manivela, pero en vez de fotos de polinizaciones humanas, fotos de frontman con cara de pocos amigos. Y texto… pues muy poquito texto, muy poquito. Menos texto que en una Lib, y casi tanto texto como en una Private.

Y del contenido, pues qué decir: las entrevistas más intrascendentes que he visto en AÑOS, ni en los zines más cutres se lo curran tan poco. Normal, porque quien hace un zine, suele poner algo de pasión, por ser fan del grupo que entrevista. En esta revista, no. Me imagino al entrevistador como un señor que roza la madurez, vestido de negro, fan del pop-folk americano, consultando el iPhone y sorbiendo un té roibos mientras escucha las respuestas del entrevistado.

En fin, para sintetizar, las entrevistas van de dos palos:

1.- entrevista de repaso a la historia del grupo: preguntas del palo “vuestro primer disco os dió a conocer” contestación rollo “sí, así es”. Pregunta: “el segundo disco fue el de más riesgo, había mucha presión por el primero”, contestación “sí, fue una época difícil”. Pregunta “vuestro tercer disco fue de consolidación” respuesta “sí, con el tercer disco nos consolidamos”.

Y como mucho, pregunta “vuestro bajista/cantante/batería os abandonó”, con respuesta “sí, así fue, nos dejó y ahora tenemos a un nuevo miembro, que es genial”.

2.- entrevista técnica: os pongo preguntas literales: ¿que tamaños y especificaciones eliges para tu Starclassic? o, ¿puedes hablarnos de tu Tama? o ¿llevas muchos años esponsorizado por Tama? o ¿hubo mucha pre-producción? o ¿que cantantes sueles escuchar?

O la más grotesca, que aún no he entendido: “¿Te gusta moverte rápido en el estudio?” ¿Moverte rápido en el estudio? ¿¿¿MOVERTE RÁPIDO EN EL ESTUDIO????

Y bueno, ya puestos os comento también las reseñas que lleva esta revista. Al loro! 18 reseñas en una página y media. ¡¡Eh!! ¡y en ese espacio, hay fotos de las portadas y todo!!

Vale que tampoco se ha de hacer reseñas tan largas y profundas como la que yo hice de Like Peter At Home en este blog, pero colega, reseñar discos con un máximo de 50 palabras, y con adjetivos como “ejercicio de refinado y maduro black metal de esencia oscura, decadente paladar, depresiva consistencia y de sabor final a cálida y dulce desesperación”…. ¿¿Estamos hablando de black metal o de croquetas de jamón????

O también “sonido extraordinario y calidad de imagen muy buena” ¿¿calidad de imagen un disco?? o la perla “de la escena neoyorquina han surgido grandes nombres del metal extremo, pero por alguna extraña razón Immolation han sido el patito feo del death metal“. Olé, que le den las dos orejas y el rabo a quien escribió eso. BRAVO.

Esas reseñas no hacen más que remarcar que, quien habla de esos discos, o no tiene tiempo ni espacio para expresarse, o le suda la tranca enormemente lo que está escuchando. Diria que una mezcla de ambas cosas. Porque en ninguna de ellas se hace referencia a nada más que a adjetivos vacíos y vacuos, que pueden ser intercambiados en cualquiera de las reseñas que ahí aparecen. Flaco favor hacen a nadie. Falta de sentido crítico, lo llamaría yo. O en su defecto, falta de conocimientos sobre lo que se habla.

Así que os podéis imaginar la desilusión que me llevé. Yo ya me veía bien sentado en el trono, después de desayunar y hojeando tranquilamente una publicación de cierta calidad. Iluso de mí! En fin, que por un segundo, pensé que igual teníamos aquí una Terrorizer, Decibel o Grind Zone en castellano.

Y no, aunque ahora lo veo claro. Fui un idiota al esperar un producto comercial diferente al resto de productos comerciales que pueblan los kioscos, sólo porque “This Is Metal” dice dedicarse al metal extremo.

Estos señores lo vieron claro, vieron un hueco de mercado que no estaba cubierto, y se han tirado a él como lobos hambrientos. Y yo, con mis 34 añazos llenos de metralla metalera, he picado como una quinceañera enamorada. Espero que no me vuelva a pasar.

Y que a vosotros os sirva de aviso.

P.D.: Larga vida al fanzinismo de todo el mundo.

DeadXRamones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s