[Artículo] 10 Consejos sobre como afrontar un casting para una banda de metal.

Los que lleváis unos años en esto de los grupos de música, seguro que tendréis un montón de anécdotas para contar. Muchas experiencias, no siempre divertidas, hemos sufrido las almas cándidas que un día pensábamos nos ganaríamos el pan con el metal, en un país en el que curiosamente existen infinidad de grupos (algunos realmente buenos) pero parece que la mayoría no se lo toman demasiado en serio. Unos tienen el local de ensayo como “picadero” o sitio para jugar a la Play. Otros están todo el día promocionando su grupo maquetero en las redes sociales y solo piensan hacer bolos o grabar un videoclip, prescindiendo de ensayos o practicar lo más mínimo.

Si compañeros, cuando uno toca en una banda de metal, punk o hardcore, está expuesto a todo tipo de fatalidades: que te roben el equipo, que te estafen en los bolos, que te humillen modernos con bigote y bolso-mariconera por tocar metal agresivo, pero como la pasión por la música te arde en el corazón, continúas luchando por tus sueños (que bonita me ha quedado la frase). Si no tienes vocación de one-man-band y tampoco formas parte de esa sana juventud española de “emprendedores” matriculados en ESADE, tendrás que buscarte la vida en una banda ya formada.

El acceso a un grupo en activo, normalmente está sujeto a una prueba de calidad. Este proceso de selección puede ser más o menos exigente. Normalmente en menos de un minuto, ya puedes ver si el candidato ofrece potencial, pero ese no es el único aspecto a tener en cuenta. Lo que está claro, es que si vuestra intención de seguir en este “rollo” va por largo, vais a tener que sufrir este “mal necesario” algunas veces, por lo que necesitaréis estar bien preparados.

Algunos pensaréis que los ejemplos que expongo a continuación son fruto de mi imaginación. Nada más lejos de la realidad. De un lado o del otro, he tenido la desventura de vivirlos ABSOLUTAMENTE TODOS en mis carnes.

Antes de una prueba y (echar o fichar) debéis aseguraros que no cometeréis los siguientes errores. Venga, lápiz y papel y a tomar nota chavales.

10 Llevar nuestro instrumento en condiciones.

El dicho “triste es pedir pero más triste es robar“ no siempre es cierto! Hay pocas cosas más patéticas que tener que pedir un instrumento a gente que acabas de conocer porque vuestra guitarra esta inutilizada. “Tengo que comprar cuerdas nuevas”, “El botón del volumen no funciona”… son las excusas baratas que tenéis más a mano. Puede que nos dejen una guitarra pero a no ser que demostremos ser el pu** Yngwie su respuesta será “Next!”.
 

Aunque tenga forma de “flecha”, no vayáis a una prueba con esto.

9 Asegurarnos que tenemos la técnica suficiente.

Si tienes la habilidad guitarrística de un niño de cinco años o tu último grupo eran cuatro punkies colgados que conociste en un concierto de Segismundo Toxicómano, entonces no vayas a hacer la prueba para un grupo de brutal death técnico. Vas a perder el tiempo y lo peor, les vas a hacer perder un valioso tiempo que podrían emplear en escuchar el último de Meshuggah.

8 – No citar como influencias a los grupos erróneos.

Si vas a probar para un grupo metal, aunque sea el tio más ecléctico del mundo, no empieces mencionando que te gustan los Planetas. Noooor!!!! Avoid!!!! Se van a llevar una impresión equivocada y si finalmente entras, vas a ser siempre el bicho raro.

7 – Si eres cantante vas a tener que cantar.

Parece un consejo realmente básico pero lo peor que puedes hacer durante una prueba no es hacerlo mal, sino no hacer nada en absoluto. Recuerdo una vez que probamos a un vocalista para un grupo de death doom y lo único que le salió de su garganta fue “uhhh!” si, un “uhhh!” sin ganas, fuerza o convicción. Eso fue todo. Entonces pruebas de relajar los nervios, que el tipo gane confianza, pero es inútil. Cuando no se tiene el día, o solo has cantado en bolas delante del espejo del baño, poco pueden hacer cuatro melenudos desconocidos (aparte de partirse el pecho). No probéis de consolar a alguien que ha hecho un ridículo tan espantoso, puede ser aún más humillante.

6 Que los componentes del grupo estén presentes.

Otro requisito básico que alguna gente cree prescindible. Ir a una prueba y que los miembros estén en un partido de fútbol, no es solo una falta de respeto sino que te da una idea de las prioridades de esa gente. Mejor queda con ellos para sudar un rato detrás de la pelota que para tocar black metal. No sería raro que el informático del grupo (en el metal extremo siempre hay un friki de los ordenadores y el RPG) propusiera ensayar a través de Skype.

5 Disponer de un equipo decente (o almenos no haberlo comprado por 20 pavos en el mercadillo de “Els Encants Vells”).

Este consejo enlaza con el anterior. Los mismo tios que se lo están pasando teta jugando al fútbol, han dejado solo al teclista (el miembro más reciente de la banda alias “el pardillo”) para atenderte a ti, que has conducido durante hora y media hasta su local de alquiler por horas. Pasas un rato rompiendo el hielo con el chaval, comentando unas fotocopias de Mayhem colgadas en la pared. Luego te fijas en la marca de su teclado, OMG no puede ser! C-A-S-I-O y te caen los huevos al suelo. Solo piensas en no desperdiciar más tiempo de parking en la zona azul.

4 Que el local de ensayo no forme parte de los equipamientos del pueblo.

Un local debe ser un sitio para colgar fotos guarras, beber Xibeca, fumar canutos, escuchar viejas cintas de Kreator tumbados en un sofá que os encontrasteis a lado de la carretera y como no, tocar a volumen ensordecedor con los colegas. Si resulta que tu tío está metido en el consistorio municipal y te deja el escenario del teatro del pueblo para ensayar, olvídate de convertirlo en un sitio acogedor.

3 Que el local de ensayo sea un sitio habitable.

No os equivoquéis: por mucho que formen parte del vestuario de algunos punkis, las ratas no valen como mascotas. Al visitar un local, los sitios más sucios del universo, no es nada agradable ver a ratas silvestres campar a sus anchas por sofá, nevera y altavoces. No es solo un tema de higiene, a estos roedores les gustan más los cables eléctricos que a un tonto un lápiz. Es fácil que causen cortocircuitos o hagan desaparecer ese material que guardáis en bolsitas de plástico. Con lo que en vez de salir con vuestros colegas a quemar la iglesia del pueblo, podéis ver vuestros ahorros reducidos a cenizas y eso no es nada trve.

2 – No probar a un amigo.

La forma más rápida de perder a un amigo metalero, es hacerle una prueba para bajista y no cogerlo. Aunque sigáis yendo a conciertos, siempre le quedará la misma sensación que cuando jugaba a fútbol en el patio del colegio y era el último al que escogían. Si es amigo, ya sabréis que toca como el culo, no? Pues no, cuando su primera demostración es en vuestro local y viene acompañada de “tio, me mola mucho lo que hacéis!”. Si al final decidís cogerlo porque estáis muy unidos y vuestra amistad pasa por encima de todo, es decir por pena, va a ser un freno constante para la mejora del grupo. Sea como sea, al final os enfadareis y probablemente perderéis al grupo y al amigo.

Si la dejáis entrar, esta es capaz de colocar a media familia en la banda y pediros comisión por los bolos.

1 – No dejar que la novia de un amigo sea la cantante, NUNCA.

Primer consejo y el más importante. Por vuestro propio bien, si queréis evitar que la bruja de Yoko Ono meta sus pies en la banda, tenéis que hacer un esfuerzo y memorizar este consejo. Sé que puede sonar machista, (toda mujer metalera sería bienvenida a mi banda, tampoco tendría ningún problema en tocar en un grupo de chicas, por supuesto) pero bajo ningún concepto, NUNCA NUNCA dejéis que la novia de un miembro entre en vuestro club de la testosterona metálica. Si fuera una desconocida no habría problema: bromas, peleas, la típica lucha del macho alfa por el dominio de la hembra metalera, un orgullo herido… al cabo de media hora, Vanesa estará metiéndose el lote con el líder de la banda y en dos semanas será un rollete del pasado, pero nada más. En cambio la mujer de un miembro del grupo se cree con derecho a influir y opinar absolutamente sobre todo y su voto no suma uno, sino dos! Con lo que poco a poco, se ira adueñando de este espacio vital reservado para vuestro desquite semanal y como consecuencia acabará con toda posibilidad de diversión.


Nota: Los que hayáis pasado por esta humillante experiencia y tengáis alguna anécdota jocosa que contar, podéis dejarnos vuestros comentarios. Cualquier colaboración es bienvenida!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s