[Artículo] Extreme Metal Magazines (Parte 2) Black Light Magazine (1999-?)

Como ya os comentaba en el anterior post titulado “Extreme Metal Magazines (Parte 1): Hell Awaits” a finales de los noventa dejé a un lado mis discos de hardcore-punk y me aficioné a las publicaciones especializadas en el metal extremo. Los fans del metal extremo (thrashdeath, doom y black metal) habidos de información en la era pre-internet, gozábamos con revistas como la mítica Metali-K.O. (hecha por auténticos fanáticos del under pero sin el más mínimo interés por la gramática), editada por el gran Ramón Porta y en la que colaboraban personajes como Dave Rotten de Avulsed, “el Oveja” del Kaso Urkijo o Trash’et de Mortal Mutilation; la Grindzone, o mi querida Hell Awaits y más tarde con magníficos fanzines como Necromance, Hellspawn, Bleak, Bloody ‘Zine, etc… Y como no es oro todo lo que reluce en este mundo, y el metal extremo no iba a ser una excepción, también existieron otras publicaciones no tan recomendables. Me estoy refiriendo a la “Black Light” (que supongo ya lo habíais deducido por el título.)

“Black Light Magazine” fue una creación de la distribuidora “Unholy Cross” de Palma de Mallorca. Los responsables de la revista eran Carlos Suárez como editor y Alexis Hernández como redactor jefe. El primer número apareció en el ’99, costaba 375 pesetas y venía acompañado de un CD recopilatorio. Creo que sacaron un total de 20 números, a partir del cual solo se enviaba a subscriptores. Su distribución incluía países de habla hispana como: España, Argentina, México y Bolivia con una tirada de 20.000 ejemplares que aparecían en el quiosco una vez cada dos meses. Al vivir en un pueblo a veces tardaba incluso más, y cuando la pedías te ofrecían números anteriores que conservaban porque no se habían acordado de devolverlos. El tipo de material que podías leer en sus páginas era de grupos como: Acheron, Emperor, Limbonic art, Dark funeral, Cradle Of Filth, Forefather, Angelcorpse, Graveland, Bethlehem, etc… o sea death, doom, black, gothic, viking, nsbm, etc… todo impregnado de grandes dosis de sexo y satanismo.

En su periodo de Fanzine, bajo el nombre de “Black Rites” resultaba bastante atractiva, pero al convertirse en revista perdió la poca calidad y credibilidad que tenía. Los primeros números (creo que no llegué más allá del seis) proporcionaban una lectura rápida y amena pero a partir de ahí ya fue otra historia. Entiendo que para la editorial no dejaba de ser un producto de consumo pero la mayoría de veces cuando se trata de un tipo de prensa dirigida a un colectivo tan concreto, la adaptación a parámetros más genéricos no tiene sentido y lo que acaba sucediendo es que la revista se transforma en un catálogo de venta por correo relleno de fotos y anuncios.A parte de esto, cuando hablo de la falta de calidad me refiero tanto en la forma como en el contenido. El tono de algunas críticas podía llegar a ser realmente infame, por ejemplo en el “número 6” aparecía una “reseña” del disco de Hagalaz Runedance “Urd – that which was” que empezaba así “vuelve la toca-tamborcitos de Andrea Haugen con una nueva entrega de pero-mira-qué-pagana-que-soy” y seguía “me recuerda bastante a una mezcla entre la música de Alaska y Paco Clavel.” Solo por el hecho de flirtear con sonoridades electrónicas, creo que a eso no se le puede llamar ser muy abierto de mente que digamos, el crítico (colaborador anónimo) se lanza a degüello contra la artista noruega. Cualquiera que escuche “The Winds That Sang of Midgard’s Fate” o ”Volven” (aunque no simpatice con el paganismo germánico) se dará cuenta de su calidad. Y no estamos hablando de un caso aislado.

Se metían con la mayoría de grupos consagrados como CoF, Dimmu Borgir, etc… solo para reafirmar su postura de defensores del “trve kvlt” pero a la vez les hacían alusión por cualquier tontería en la sección de noticias. En algunos números se destinaba mucho espacio en comentar reediciones que también recibían puntuación (en función del artwork y los temas extras supongo). Además era práctica habitual el menospreciar los discos publicados por los sellos grandes como Nuclear Blast y Century Media, mientras que hablaban maravillas del material de su distribuidora. Este es un tema, la falta de imparcialidad, del que pecan la gran mayoría de revistas. Una cosa es la promoción, como hacían por ejemplo “Abstract Emotions” a través de “Hell Awaits” y otra es machacar “sin piedad” (una de las secciones se llamaba así) a los grupos de la competencia. En la sección “Underworld” se reseñaban brevemente demos, fanzines y programas de radio y en las últimas páginas se incluían tablaturas para guitarra de temas conocidos.

Kosmic Rekiem

Anuncios

6 pensamientos en “[Artículo] Extreme Metal Magazines (Parte 2) Black Light Magazine (1999-?)

  1. Llegue aquí por google y puedo dar fe de lo que dices es cierto y lo comparto, ese numero donde se mete con Hagalaz lo compré en su día, al igual que otros dos o tres, luego desaparecio de los kioskos del barrio donde vivía por aquel entonces.

    También recuerdo una tal misiva que escribio un chico homosexual de Madrid que se quejaba en la forma de meterse con un grupo llamado Willow Wisp o algo así, la forma de expresarse que no terminaba del todo ser correcta faltando al respeto a los homosexuales, aunque también solto una parafernalia el chico sobra la iglesia satánica y los homosexuales un poco no se… jajaja, parecía más un reality de estos chorras más que una revista seria.

    Un poquillo fachitas eran.

    Eran un poco impresentables, pero la revista tenía cosas buenas y era de buena calidad el modo de impresión, a parte de esas, yo aun conservo algunos numeros de Necromance y Hell Awaits (esta me alegro mucho al verla en los kiosko tras desaparecer la Black Ligth), la verdad ha habido mucho fanzines en castellano de metal extremo más que de música gótica e industrial, que es donde ando metido en la actualidad. También recuerdo A Sangre y Fuego que la podías comprar en sun records, las otras las compraba en Repulse Records cuando aun existía y yo era un mocosete casí aun. Así que iba comprando lo que podia con el dinero que ahorraba xD

    Esas revistas junto a programas como “el día del señor” o “desde el otro lado” y un poco buscarme la vida fue como descubrí mucha música por una época que no tenía ni ordenador en mi casa… Un saludo y un gusto ver que se habla de estas cosas en un blog, porque me identificado con el post.

    Comentó Jose Enrique desde los Madriles 🙂

  2. Gracias por tus comentarios José Enrique,
    Me alegro que también guardes buenos recuerdos de esos años. A pesar de las carencias, teníamos hambre de música, conciertos… lo que nos impulsaba a vivirlo de una manera muy especial. Es lógico que tu evolución te llevara hacia el gótico, industrial… una escena que a finales de los noventa vivió un auténtico boom en Barcelona, donde funcionaban hasta cuatro clubs a la vez. Además fíjate que hablamos de cuando había tiendas de música, publicaciones gratuitas, etc… esto hace que me sienta muy mayor jajaja
    Un saludo para Madrid!

  3. No conozco ningún sitio con scans. Si realmente te interesa esta revista, lo mejor que puedes hacer es mirar en alguna web de segunda mano tipo todocoleccion. Aunque yo sinceramente invertiría mi dinero en cosas más interesantes como Metali-k.o., Grind Zone o alguno de los magníficos zines de metal extremo que aún circulan por ejemplo Hellspawn, Bloody ‘Zine, Bleak ‘Zine, Reacciones Negativas, Desiderio Oscuro, etc…

  4. Black Light era una revista que empezó muy bien, de hecho todavía tengo algunos números en casa, y dio un buen impulso a la música extrema al menos, al principio. La verdad que con los cds recopilatorios escuchamos a muchos grupos desconocidos y acabé comprando algún que otro CD.

    Sobra decir que conforme pasaba el tiempo y los números su contenido pasó del True black metal a las tendencias ideológicas más filonazis… y llegó un punto que ya no sabías si los artículos hablaban de música o era un panfleto neonazi fascista, que fue lo que causó con diferencia el declive de la revista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s