Las revistas de nuestra adolescencia (Parte 3): KERRANG!

Kerrang! Magazine salió a la venta en los quioscos ingleses por primera vez el 6 de Junio de 1981, inicialmente como suplemento del semanario musical “Sounds”. Durante la década de los ochenta, Kerrang! se interesó tanto por el glam como por el thrash metal abandonando estos estilos a la misma velocidad que creció la popularidad de Nirvana y los demás grupos del “Seattle Sound”.

5f8d9-iron-maiden-kerrang-septemb-483170

Primer Número Septiembre del ’92

El primer número que pudimos comprar los metaleros de este país salió en Septiembre del ’92 e incluía a Steve Harris de los Maiden en su portada además de artículos y entrevistas con Guns N’ Roses, Metallica, Mötley Crüe, Nirvana, Legion, Baron Rojo, etc.. . Como no podía ser de otra forma, su edición española, publicada mensualmente, palidecía en comparación con la inglesa, publicada semanalmente, visualmente más atractiva y llena de material mucho más interesante. La mayoría de veces, la edición española aprovechaba la foto de portada, cambiando solo parte del contenido interno. Precisamente los artículos suprimidos eran los más interesantes, ya que estaban destinados a los lectores de habla inglesa. Sus editores daban prioridad al rock español y latino y así se comieron un espacio vital reservado a las maravillas que nos brindaron los países escandinavos en los noventa. Un ejemplo en su política de exclusiones la encontramos en el número 12 de Octubre del ’93, donde el amarillista titular de la edición inglesa “Black Metal Murder! Count Grishnackh confesses” (el culebrón del Black Metal noruego se había iniciado en sus mismas páginas unos meses antes) pasa inadvertido para los editores de la edición española.

Me gustaría hacer hincapié en el pésimo trabajo de edición de la versión española, ya que sus editores ni se molestaban en repasar el contenido antes de llevarla a imprenta. Existen innumerables “gazapos” que no pasaron control de calidad alguno. Por ejemplo, en el número 14 de la edición española, publicado en Diciembre del 1994 (en el cual, un ya fallecido Kurt Cobain aparece en portada sujetando una pistola, y luego dirán que no mercadeaban con el morbo siendo tan hipócritas que criticaban la venta de merchandising con alusiones a su suicidio en su interior), aparecía una entrevista con Michael Weikath de Helloween (páginas 35 y 36). Resulta que en dicho artículo sólo tradujeron la página de la derecha (increíble pero cierto!) ya que la página de la izquierda (página 35) aún estaba escrita en su totalidad en inglés. No penséis que se trata de un caso aislado, ya que encontrabas muchas leyendas de fotos, sin retocar, también en su inglés original. Con este tipo de prensa no me extraña que a los seguidores del “metal” de este país nunca nos hayan tomado en serio, cuando por ejemplo en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y países escandinavos los grupos de “metal” son invitados a programas de televisión de gran audiencia como el caso de Ozzy, Megadeth o Rob Zombie en el “Late Show” de Letterman en la NBC americana o la más reciente aparición de Paradise Lost en el “Big Brother” de Finlandia en 2009.

A pesar de todo, los primeros números de la edición “spanish” contaban con algunas entrevistas y criticas interesantes como en el caso de Helmet, Deicide, Pantera, Alice Cooper, Ozzy, etc.. ya que su tarea se limitaba simplemente a la traducción del inglés. Destacaría sus críticas de discos, muy variadas, donde no le hacían asco a prácticamente ningún estilo dentro de los cánones del rock y así pudimos expandir un poquito nuestras limitadas referencias con títulos como “Pork Soda” de Primus, “Cleansing” de Prong, “The Downward Spiral” de Nine Inch Nails (grupo que en el ’94 prácticamente no conocía nadie en este país y posteriormente aparecerían centenares de fans luciendo la camiseta con el logo de NIN y asegurando que seguían al grupo de Trent Reznor desde su “Pretty Hate Machine”), “Heartwork” de Carcass, etc… A la hora de valorar los discos utilizaban una curiosa nomenclatura basada en la letra “K” inicial del nombre de la revista, que por cierto no sé si nunca os habíais parado a pensar, pero intenta reproducir onomatopéyicamente el sonido de una guitarra al rascarla. Así quedaban las valoraciones de menos a más, (K para “Kaka”, KK” Koñazo”, KKK “Komestible”, KKKK “Kañero” y KKKKK “Kolosal.”) Me ahorraré los comentarios, la escatológica “K” habla por sí sola.

1f29e-megadeth-kerrang-magazine-484337

Kerrang 456/93 con Almighty, Pantera, Megadeth…

También, aparecían reseñas de conciertos nacionales e internacionales con preciosas instantáneas de actuaciones que tenían lugar regularmente en templos del rock como fueron el Marquee, Astoria 2, Camden Underworld, The Limelight etc. En cuanto a contenidos y estilo, Kerrang no distaba demasiado de la revista Heavy Rock, ya que estaba dirigida por la misma gente: Mariskal, Muniesa y compañía. Por lo tanto, en los artículos que salían de su puño y letra podías comprobar como recurrían al mismo estilo manido y estereotipado que en la Heavy Rock. Si en un artículo hablaban sobre la publicación de un disco de los ingleses The Almighty podías dar por seguro que utilizarían frases como “metal todopoderoso”, en el caso de Led Zeppelin sería “escalera hacia el Zeppelin”, “las puertas se abrieron” en referencia a “The Doors” y así hasta la náusea.

En el verano del ’93, pasando las vacaciones familiares en Menorca, tuve la oportunidad de comprarme un número de la edición inglesa (por eso de la facilidad en encontrar prensa extranjera en sitios turísticos) y quedé maravillado. Acostumbrado a la vulgaridad de la Heavy Rock aquello era gloria. Incluso, en algunos números se incluían posters desplegables y pegatinas (!!). Una auténtica delicia para cualquier “metalhead” adolescente.

Kerrang! contaba con algunos de los mejores colaboradores dentro del mundo del show business metalero como Mörat, periodista y fotógrafo afincado en California que principalmente se hacía cargo de cubrir a los grupos punk y hardcore, Steffan Chirazzi, que ha colaborado con Metallica (director de “So What! Magazine”) y Motörhead, o Jason Arnopp, que actualmente escribe libros dirigidos a profesionales de los media y está relacionado con el mundo del cine de terror.

K. R.

Anuncios

2 pensamientos en “Las revistas de nuestra adolescencia (Parte 3): KERRANG!

  1. Bonito repaso a (otra) infame muestra de lo que ha sido el periodismo musical en nuestro país. No me explico como puede haber tanto fan del rock duro con ejemplos como este.Lo único bueno que tuvo la edición de Kerrang en España fueron las entrevistas 'vintage' que publicaban al final de la revista (durante cinco números o así) y que no era si no entrevistas de los primeros 80's hechas a bandas como MOTORHEAD, AC/DC o JUDAS PRIEST aparecidas en la Kerrang original y traducidas para la edición española.

  2. Si la mayoría de esas revistas daban vergüenza ajena. Eramos unos críos y nos tragábamos cualquier mierda. Me acuerdo de una anécdota con dos de los personajes que perpetraban Kerrang! edición spanish (no hacen falta decir nombres). Nos los topamos en el backstage del festival de Reading y después de sacarnos detallada información sobre la jornada anterior (así hacían sus maravillosas reseñas) nos piden que nos pintemos la cara para hacer una sesión de fotos!!! Luego nos obsequiaron con un ejemplar de la revista, diciendo “no vayáis por ahí enseñándola… podemos tener problemas…”
    Pasamos de las fotos, por supuesto.
    Gracias por tu comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s